sábado, octubre 29, 2005

Servicios y contenidos.

Cuando la lucha entre las operadoras se ocupa de dos frentes, quitarse y mantener los clientes por un lado, y aumentar los ingresos por usuario mediante la oferta de una amplia cartera de servicios y contenidos por el otro, Martín Varsavsky anuncia una y otra vez en su blog que renuncia a esta segunda batalla: ni desarrollará ni cobrará comisión.

Es decir:

- Muchos foneros no generarán ingresos de datos por ser linus, los bills se hacen bills porque probablemente no necesiten mucho roaming, y los guiris -o aliens, según el nuevo bautizo- está por ver qué volumen de negocio pueden generar en España -cuarto por la cola de Esuropa en desarrollo tecnológico-;
- Con el wififon -a falta de acabar de comprender la mencionada tarifa plana de 10 €/mes- creo que no se cobrará nada por llamadas entre usuarios wifi, con lo que los ingresos vendrán sólo de las llamadas "hacia fuera", y aún ésas serán bastante económicas;
- Tampoco piensa aprovecharse el potencial de la localización geoposicional del usuario para vender publicidad;
- Y finalmente está la renuncia a ofrecer servicios y contenidos desarrollados por Fon o al menos auspiciados por éste.

¿Por qué esa renuncia a fuentes de ingresos complementarias?

Centrándonos en servicios y contenidos, la experiencia y contactos de Martín le podrían ser muy útiles, por poner sólo un ejemplo, para ofrecer un portal Fon para los teléfonos wifi -hay pocos portales web o wap que se hayan adaptado adecuadamente a esta nueva generación de dispositivos de pantalla pequeña pero alta conectividad-, con todos los servicios y contenidos que el usuario necesitará -información, descargas, chat y mensajería, video y música online, etc-. Las posibilidades de rentabilización mediante publicidad que explote adecuadamente la localización geoposicional son enormes.

Entonces, ¿por qué no? Mi teoría -y no es más que una teoría-, es que Martín es tan listo como parece, y quizá en este caso prefiera plantear una estrategia Bill -Gates, se entiende-. Es decir, esperar a que sean otros los que hagan el I+D y asuman el riesgo, para después comprar aquello que le parezca más interesante o rentable. Por supuesto, también está el hecho de que Fon se beneficiará indirectamente de cualquier servicio o contenido hecho pensando en sus usuarios, como Palm se benefició en su día de los cientos de pequeños desarrolladores que nutrían a sus clientes de mil y una aplicaciones para sus PDA's, pero me cuesta creer que ante el potencial flujo de dinero que pasará por su red y dispositivos, Fon renuncie a echarle mano.