viernes, noviembre 04, 2005

Servicios a las tres…

Uno de los grandes éxitos de los últimos años para las operadoras ha sido la popularización de las descargas de videojuegos. La mejora del parque de móviles, con la proliferación de terminales compatibles con java e incluso symbian, mayor memoria y pantallas de mayor tamaño ha dado la oportunidad a los usuarios de redescubrir aquellos viejos juegos de las máquinas recreativas que tanto éxito tuvieron, así como jugar a adaptaciones de los éxitos más actuales –desde la saga Prince of Persia hasta Splinter Cell o incluso el Age of the Empires-.

Sólo
Movistar afirmó haber facilitado cuatro millones de descargas de juegos en 2004. A un precio de 3€ el juego –del que los proveedores se quedan menos de la mitad-, más los gastos de tráfico de datos –no incluidos-, no es difícil adivinar que se trata de un negocio rentable. Y sin embargo, el gran potencial de los videojuegos móviles está todavía por explotar, y ése es el juego online. Como siempre, los altos precios del tráfico de datos constituyen el freno más importante para este tipo de juegos, pero ahora los wifiFon permitirán a los usuarios disfrutar de una nueva generación de vicio multijugador.

La oportunidad de negocio está no sólo para los desarrolladores de juegos, que también, sino para aquel portal/servidor de juegos que facilite la infraestructura y marco necesarios para que esos juegos multijugador alcancen todo su potencial. En internet/PC, por ejemplo, ese mercado está liderado claramente por
GameSpy.

¿Las fuentes de ingresos? Descargas de juegos, acuerdos con los desarrolladores para proveerles de la plataforma multijugador, publicidad -y paid publicity-, suscripción premium, etc.



Como ya he ido comentando, la telefonía móvil wifi genera nuevas oportunidades de negocio basadas no tanto en la necesidad de nuevos inventos como de buenas adaptaciones. Se trata de un nuevo marco, y como tal es terreno virgen: ¿Quién tiene ganas de ponerse el traje de emprendedor?